lunes, 3 de enero de 2011

Año nuevo, nuevo blog

Con la entrada del nuevo año quiero aprovechar la ocasión para remodelar un poco el blog, como he hecho otras veces. Y es que aunque al principio los recursos de blogger dejaban un tanto que desear, la verdad es que ahora son más y mejores que los que eran en el pasado, hasta el punto de que realmente estoy muy contento aquí. Como se puede ver, he cambiado el formato del blog (porque estaba cansado de las dos columnas a la derecha, de las cuales estaba desaprovechando casi por completo la más exterior). Y también he cambiado un poco la decoración.

Poco a poco llegarán algunos cambios más, aunque el grueso es el que se puede ver, así que esta vez no hay cartel de "en obras", porque las pruebas las estuve haciendo el mes pasado con un blog privado creado al efecto.

Lo que sí vendrán no tardando mucho son alguna campañas que he ido pensando, y que como siempre, además de defender lo que creo, darán de un vistazo una idea de cuales son las líneas maestras de este blog y quien lo escribe.

En fin, que si el tiempo me lo permite y el ánimo me acompaña en este año recién comenzado quiero dedicarle algo de tiempo al blog. No creo que llegue a ser como al principio, pero algo me acercaré.

domingo, 2 de enero de 2011

6 años ya


Ayer, 1 de Enero, este blog cumplió 6 años. Hubo veces que escribí con mucho ánimo; hubo veces que deje de escribir; hubo veces que hasta pensé tirar la toalla definitivamente e incluso borrar el blog. Hoy la verdad es que me alegro de seguir aquí, escribiendo cuando me apetece y de lo que me apetece.

Han sido 6 años de legítima confrontación de ideas, y me alegro no mucho, sino muchísimo de haber tenido la oportunidad de discrepar y debatir respetuosoamente sobre muchos temas con personas de muy diversas ideas. Los otros, los que descalifican e insultan desde la intolerancia y el fanatismo, han sido borrados sin piedad y lo seguirán siendo.

En los últimos dos años he tenido bastante desatendido este refugio, en parte por falta de ganas, y en parte porque durante una temporada me quedé sin ordenador en casa. Pero creo que esos tiempos pasaron, y en este recién comenzado año intentaré dejarme caer más por aquí. Porque al fin y al cabo, aquí estuve, aquí sigo, y aquí permaneceré.